Volver a los detalles del artículo La reformulación de los contratos temporales causales: avances, inercias y nuevos peligros